Propósitos de año nuevo

Por Lucia Ugarte (@lugarte.psico). Psicóloga sanitaria.

¡Feliz Año Nuevo!

Con la llegada del año nuevo, llegan también los nuevos objetivos/ propósitos para comenzar el 2022.

Aunque Eli os hablaba sobre cómo puedes empezar el nuevo año en este post, yo vengo a hablarte desde otro punto de vista hoy.

Empezar un deporte nuevo, tocar un instrumento, sacarte el carnet de conducir, iniciar una búsqueda nueva de empleo, implementar nuevos hábitos de alimentación, aumentar la frecuencia de ejercicio físico al aire libre…

¿Se repiten estos propósitos a lo largo de los años?

¿Cuáles son aquellos propósitos que te marcas todos los años y no cumples?

¿Sabrías identificarlos?

¿Dónde se encuentra esa piedra que te impide conseguir ese mismo objetivo?

¿Identificas en qué punto se encuentra ese obstáculo?

Foto: Clay Banks

Cualquier día es bueno para empezar a mejorar nuestros hábitos, por eso es mejor no proponerte muchos propósitos ni grandes cambios, si no revisar qué cosas queremos mejorar y cómo podemos introducir un pequeño cambio en nuestro día a día que nos acerque cada día más a ese objetivo. 

Además, es importante visualizar cuál es nuestra meta, tenerla en cuenta y revisarla para no distraernos del foco, de lo que realmente nos planteamos desde un primer momento y que aunque se pueda ir revisando, tenemos que tenerlo en mente día a día, para que nos ayude a mantenernos motivados durante el proceso.

Foto: Canva

Los objetivos a largo plazo son siempre los más demandados y a la vez los más difíciles de conseguir, ya que suelen ser bastante abstractos y no podemos materializarlos, por ejemplo: quiero mejorar mi salud, me gustaría ir al gimnasio todos los días, tengo que trabajar más duro para que me aumenten el sueldo… por lo que lo primero que nos tenemos que preguntar es:

¿Mis objetivos son alcanzables a corto plazo, son claros, realistas y cuantificables?

Recuerda que los objetivos deben ser SMART

S eSpecíficos: ¿Qué queremos conseguir? Los objetivos deben ser específicos, concretos y directos: QUÉ, CÓMO, CUÁNDO, DÓNDE

M edibles: Para saber si los estamos alcanzando, debemos de poder medirlos.

A lcanzables: Fijar metas que estén al alcance de casi todxs. Si nos fijamos objetivos muy grandes es probable que nos desmotivemos al no alcanzarlos.

R ealistas: hay que ser realista con los recursos que poseemos o qué medios tenemos disponibles.

T iempo: Tenemos que poder programarlos, ponernos alguna fecha límite en la que podamos valorar el progreso.

Foto: Canva

Si algunos de tus objetivos para el 2022 no cumplen con los requisitos planteados, quizás sea el momento oportuno para darles una vuelta y replantearnos estos objetivos. Si necesitas ayuda, no dudes en consultar con otra persona que de manera más objetiva y desde fuera, te pueda echar una mano en concretar más tus metas.

¿Qué objetivos te propusiste el año anterior?

¿Siguen siendo los mismos que el año pasado pero no sabes por dónde empezar?

Aunque nuestra meta vuelva a ser la misma, puede que haya que cambiar los objetivos a lograr por el camino. No se trata de que tengamos que cambiar las metas, o que no seamos capaces de conseguirlas, si no que deberíamos cambiar la MANERA para llegar a conseguirlas.

Foto: S Migaj

Por otro lado, también tenemos que pensar QUÉ ESTÁ FALLANDO y por qué nos cuesta que se establezca del todo en nuestro día a día. Es importante que estemos convencidas de estos objetivos, que se adapten a nuestra rutina y que no supongan un cambio muy radical en nuestros hábitos diarios, ya que de esta forma será más difícil de mantenerlos en el tiempo.

Algo que nos puede ayudar es que las nuevas metas fijadas, sean acordes a nuestros valores o que partan desde un deseo de superación personal, es decir, que reúnan los requisitos suficientes para que estemos motivados intrínsecamente más que únicamente de manera extrínseca, ya que de esta forma nos aseguraremos que el proceso y los resultados se mantengan a largo plazo.

La motivación intrínseca tiene las siguientes características:

  1. Satisfacción por la propia actividad.
  2. Estimulada por el crecimiento personal.
  3. Acorde a nuestros valores.
  4. Motivada por las ganas de aprender o crecer a nivel personal.
  5. Parte desde un deseo de superación personal.
  6. Nace del interior de cada persona.

Sin embargo, la motivación extrínseca presenta características totalmente opuestas:

  1. Satisfacción por el resultado y la aprobación de los demás.
  2. Estimulado por conseguir una recompensa externa.
  3. Surge por el anhelo de ser reconocido.
  4. Promovidas por el interés del individuo de conseguir algo.
  5. Puede ser un puente hacia la motivación intrínseca.
  6. Puede mantenerse para evitar un castigo.

De esta manera, si los objetivos fijados son consecuentes con nuestros  valores, o empezamos a hacerlos motivados por un deseo de superación personal, más que porque X persona nos haya dicho que deberíamos hacerlo para mejorar o para ser de determinada manera, probablemente las probabilidades de éxito de nuestro cambio de hábitos sean mayores y duraderas a lo largo del tiempo.

Foto: Sincerely Media

Por otro lado me gustaría destacar que por el camino, pueden surgir baches, o limitaciones tanto externas (que nos cambien el turno de trabajo y no podamos aprovechar ese tiempo para nuestro objetivo) como internas (creencias limitantes o distorsiones cognitivas como: “no soy capaz de salir hoy a caminar porque soy un desastre”; “debería haber comido mejor durante el fin de semana y siempre acabo igual”; “por un finde que no haga nada tampoco es para tanto”…etc.

Revisa tu forma de hablarte y trata de identificar cuáles son tus creencias más limitantes a la hora de embarcarte en cualquier cambio sustancial en tu vida. ¿Hay algo que se repite de manera constante? ¿El obstáculo lo encuentras en el exterior o en cómo se repite un discurso internamente?

Las creencias limitantes se pueden abordar y empezar a trabajar si somos capaces de identificarlas. Si necesitas ayuda para identificar en qué punto se encuentra tu proceso personal o revisar tus objetivos en un proceso de cambio de hábitos,  no dudes en contactar con nosotras para que comencemos a trabajar de manera conjunta tu caso en concreto.

Espero que te haya resultado útil, entretenido y que te haya hecho pensar en cómo abordar los nuevos propósitos que te propongas cada año, o mejor dicho, en cualquier momento que te apetezca mejorar, ya que el mejor momento es AHORA.

¡Hasta pronto! 😉

Lucía.