Los peligros de hacer dieta una vez al año

El 13 de diciembre, miércoles, te contaremos los peligros de hacer dieta una vez al año en Kultur Etxea de Hondarribia (musika eskola) a las 18:30 – 2ª de las charlas del programa para la aceptación de la diversidad corporal y garantía de la salud física y mental.

  • Contexto actual
  • Objetivos/motivación de hacer dieta
  • Que entendemos por dieta
  • Tipos de dietas
  • Consecuencias de las dietas
  • Y ¿entonces? Posibilidades
  • La mejor dieta. La más eficaz
hacer una dieta al año es peligroso

Contexto actual:

Según la ENS, en 2017 en Euskadi el 11,1% de los menores padecía obesidad y el 13,6% sobrepeso (cifra que se duplicó desde el año 2006); y aunque todavía no se conocen cifras oficiales, según algunas encuestas realizadas por Save the Children, se cree que la situación ha empeorado tras la pandemia del COVID-19.

Según datos de Osakidetza, tras la pandemia las consultas por trastornos alimentarios en el año 2021 aumentaron un 62,8% en la Comunidad Autónoma Vasca y este porcentaje fue aún mayor en el año 2022, llegando al 72,6%.

El cuerpo delgado se relaciona con el éxito social y laboral. En cambio, el cuerpo no delgado o no normativo se relaciona con fracaso y aislamiento (profesional y personal).

Esto no es nuevo, pero en los últimos años este mensaje está siendo más violento. Los personajes públicos que siguen los adolescentes en las redes sociales están haciendo que muchos construyan una complicada relación con la comida y la forma de su cuerpo, llegando a realizar conductas de riesgo y así lo demuestran algunos informes presentados en la comunidad autónoma vasca y en Navarra.

ponerse a dieta para conseguir una imagen determinada es peligroso

Si deseas ampliar información puedes leer nuestra memoria haciendo click aquí

Objetivos/motivación de hacer dieta

Las razones que nos llevan a hacer dieta suelen ser estéticas o relacionadas con la salud. Las razones estéticas, nos llevan a realizar cambios puntuales en el patrón alimentario.

Son, por tanto, estrategias puntuales que no suponen un cambio en los hábitos adquiridos y que tienen consecuencias negativas tanto en salud mental como en la física (huesos y músculos, digestión, salud hormonal, piel…).

¿Estás segura de que tu motivación es realista?  

Incluso cuando se realizan estas dietas o estrategias puntuales en nombre de la salud o con la excusa de la salud, se consigue el efecto contrario.

No podemos concebir la salud física sin salud mental y al revés. Sea cual sea la motivación, sea física o mental, será de vital importancia entenderlo como un proceso a realizar a largo plazo (no como algo puntual que ofrece resultados rápidos).

Reflexiona: ¿Te alimentarías igual si la alimentación saludable “sólo” te ayudase a cuidar tu salud, pero no tuviese ningún efecto en la forma de tu cuerpo?

Qué es hacer dieta: 

Todo aquello comestible puede ser o no saludable en función de la persona, contexto, frecuencia, situación, etc.

¿Qué entendemos por dieta? ¿”Cuidarnos” de vez en cuando, es hacer dieta? Es complejo y no hay una sola respuesta. Sobre este tema, profundizaremos más en la charla.

Tipos de dieta: 

Los protocolos o las dietas cerradas pre-establecidas se basan en situaciones o enfermedades específicas y no tienen en cuenta la persona que va a realizar el cambio alimentario.

Una dieta sacada de un cajón no tiene en cuenta:

  • quién es
  • si está trabajando
  • si está en paro
  • si tiene hijos o no
  • si vive solo o no
  • qué recursos económicos tiene
  • si tiene otras patologías o no
  • cómo se arregla en la cocina
  • si ha hecho alguna dieta o no y con qué objetivo
  • si trabaja cerca de casa o pasa una hora diaria en el coche camino al trabajo
  • cuándo hace la compra de alimentos y cómo, etc.

En la mayoría de los casos, estas dietas afectan tanto a la salud física de forma directa como a la salud mental. Indirectamente la salud mental afecta a la salud física.

Como seres humanos sociales que somos, en este aspecto también nos perjudica ya que las restricciones y limitaciones dificultan las relaciones sociales, que en la mayoría de los casos suelen darse alrededor de una mesa.

Los peligros de hacer una dieta al año:

Hablamos de consecuencias o daños físicos, psicológicos y sociales sin precisar demasiado, pero… ¿qué perjuicio pueden acarrear exactamente? Aunque se explicará más en profundidad en la charla comentamos algunas:

  • Consecuencias físicas:
    • efecto yoyo: el cuerpo humano por suerte, hace lo que sea por su supervivencia y se adapta a las restricciones energéticas aprendiendo a “funcionar” del mismo modo con menos energía. No es raro eso de que a algunas personas les “engorde el aire” 
  • Consecuencias psicológicas (y físicas):
    • Trastornos funcionales digestivos directa e indirectamente:  dispepsia, intestino irritable, problemas de tránsito, diarrea, estreñimiento, hinchazón abdominal, ardor, reflujo, desequilibrios en la microbiota… 
    • Amenorrea (pérdida de la menstruación) y con esto, pérdida de densidad mineral ósea (riesgo de osteoporosis).
  • Consecuencias psicológicas:
    • Relación obsesiva con la alimentación y los alimentos
    • Tu cerebro no entiende el NO. Lo que entiende es que NO puedes comer ESTO, ESTO, ESTO, ESTO y nos lleva a sobrepensar en aquello que nos han restringido.
    • Ansiedad 
    • Sentimientos de culpa, frustración, preocupación, hambre…
    • Supresión de la sensación de hambre-saciedad.
    • Trastornos de la conducta alimentaria (anorexia, bulimia, trastorno por atracón, trastorno por evitación…)

Y entonces, ¿qué opciones tenemos?

Es normal y lícito que quieras bajar de peso. En la primera de las charlas, Gabriela Uriarte nos contó de donde puede venir ese deseo…

  • La sociedad nos empuja a sentir insatisfacción con nuestro cuerpo…
  • Los cuerpos pequeños se relacionan con éxito mientras que los grandes se relacionan con vagancia y con dejadez…
  • Se relaciona la delgadez con belleza (en este siglo), haciéndonos creer que para ser bella y estar socialmente mejor aceptada debes perder peso
  • Se ha relacionado la salud con el peso… sin tener en cuenta nada más. ¿Tienes dolor? adelgazar. ¿Tiene dermatitis? adelgazar. ¿Estreñimiento? ¿diarrea? adelgazar…

Sin embargo, es vital entender que la estrategia a seguir debe ser un proceso y no hacer una dieta al año si queremos mantener la salud.

  • Si quieres hacerlo, cambia tus hábitos disfrutando del proceso, no te hagas dieta.
  • Si quieres hacerlo, hazlo desde la aceptación y el autocuidado, porque quieres lo mejor para tu cuerpo, quieres darle lo que necesita y quieres que esté sano.
  • No puedes hacerlo si rechazas tu cuerpo. ¿Cómo cuidas algo que te gusta mucho? y… ¿cómo cuidas lo que no te gusta?

Vivimos en la sociedad de la inmediatez y la urgencia pero esto, debe ser un PROCESO lento y respetuoso con los ritmos de tu cuerpo.

Cual es la mejor dieta: 

La que te tiene en cuenta a ti. Tu salud física, tu salud mental y tu vida social.

Hablando de la charla en Antxeta Irratia:

Hablando de la charla en Bidasoko Hitza:

Puedes leer la entrevista que le hicieron a Eli en este link.

El 13 de diciembre, miércoles, os esperamos en la kultur etxea (musika eskola) a las 18:30. Apunta las fechas de las siguientes charlas.

calendario charlas cultura de la dieta

Puedes conocer más acerca del proyecto “Programa para la aceptación corporal y salud mental y física” y descargarte la memoria del mismo desde el siguiente botón:

Conocer más sobre el “Programa para la aceptación corporal y salud mental y física”