Fiestas de Cumpleaños Infantiles Saludables

Por Garazi Lizarraga (@garazilizarraga.nutri). Nutricionista infantil y de familias en @elikaeskola

Foto: Canva

El tema de hoy es un clásico, pero no por eso deja de ser uno de los temas que más dolores de cabeza nos da a madres/padres.

Yo como siempre, creo que deberíamos analizar primero la situación actual, es decir, analizar qué hábitos alimentarios tenemos. Si no tenemos unos hábitos saludables, igual no es el mejor momento para empezar con este tipo de cambios (igual sí, pero veo difícil empezar por aquí).

En este caso, lo que podemos hacer es, ir incorporando a estas fiestas algunas opciones saludables, que como más adelante veréis, ¡hay muchas! Así, una vez más, iremos respetando el ritmo de tod@s.

En cambio, si ya tenéis unos hábitos saludables, mi primer mensaje es que no tengáis miedo. Muchas veces por miedo a ser “el bicho raro” caemos en las peores opciones.

Dependerá del entorno, de la gente que vaya a esa fiesta, etc. pero seguramente si pones opciones ricas y saludables, nadie se va dar cuenta de que faltan chuches. Eso sí, para eso nos lo tendremos que currar un poquito.

Además de saludable, una mesa de cumpleaños tiene que ser visualmente atractiva.  Y esto supone un poco de tiempo y esfuerzo.

Tiempo es verdad que muchas veces no nos sobra, pero en parte es cuestión de prioridad. Y esfuerzo, muchas veces por pereza, por comodidad, lo dejamos pasar, y los cumpleaños se convierten en una piscina de azúcar. Por lo tanto, ¿lo hacemos por nuestros hij@s o por nosotr@s? Ahí lo dejo.

Foto: Canva

En el caso de que sea vuestr@ hij@ quien reclame chucherías, habladlo entre vosotros, poned límites, recordad que sois vosotr@s los adultos y responsables. Hablando se entiende la gente y se solucionan las cosas.

Dicho esto, veamos que opciones atractivas, ricas y saludables podemos poner en nuestra fiesta de cumpleaños:

  • Tortilla de patata: un clásico, pero seguro que aciertas! Si quieres ver cómo hacer una tortilla de patatas saludable clicka aquí.
  • Brochetas de fruta: otro clásico, pero que también suele triunfar en las fiestas. Recordad que muchas veces es por pereza que no se come la fruta. Pero si está pelada, cortada, y además juntando diferentes frutas, quedará bonito, ¡pues será más fácil de comer! También, podéis echarle un poquito de chocolate derretido por encima.
  • Sándwiches de jamón y queso: Hoy en día en el mercado podemos encontrar pan de molde integral, y si no, otra opción es hacer unos crepes con harina integral. Quedarán buenísimos también.
  • Crepes integrales rellenos: se pueden rellenar con multitud de opciones como guacamole, trozos de fruta, chocolate negro fundido, crema de frutos secos sin azúcar (que podéis hacer en casa así), compota de manzana y canela, queso…
  • Garbanzos: Los garbanzos son maravillosos, porque nos dan miles de opciones. Podemos hacer un hummus y emplatar con unos palitos de zanahoria (más color todavía). Podemos hacer unos falafeles, que también suele gustar mucho. O podemos hornear unos garbanzos de manera que queden crujientes. Si no los has probado nunca, te animo a probarlos. Solo necesitas unos garbanzos cocidos, las especias que más te gusten, y A.O.V.E. Mezclamos todo y los horneamos a unos 200ºC durante unos 45 minutos. De vez en cuando los movemos para que se doren por todos los lados y ¡listo!
Foto: Canva
  • Palomitas: Más fácil imposible. Pero no de las que vienen para hacer en el micro con muchísima sal y grasas poco saludables, sino las que se hacen en casa en la sartén, las naturales.
  • Pizzas caseras: de champis y piña (la mítica hawaiana), de berenjena y queso, de calabacín y aceitunas negras, etc. Le pongas lo que le pongas, es difícil que quede mal.
  • Encurtidos: Hablando de aceitunas negras, a l@s niñ@s les encantan los encurtidos.
  • Helados: Puede que ahora en invierno no sea la opción que más apetezca, pero, los helados también son un acierto seguro. Por un lado en este artículo tenéis algunas ideas y si no, en este otro link tenéis disponible el taller de helados que Eli Gallego hizo en Elikaeskola.
  • Batidos de frutas: Solo necesitamos leche, yogur y fruta. Compramos botellitas pequeñitas y con una pajita quedarán super vistosos.
Foto: Canva
  • Tarta: Para terminar la tarta de cumpleaños no podía faltar claro. No os compliqueis mucho, con hacer un bizcocho como este, y adornarlo un poquito es suficiente. Pensamos que cuanto más elaborado y difícil sea, será mejor, pero no tiene por qué.  Ya habéis visto, que las opciones que os he propuesto hoy, son como dice Eli Sanas, Sabrosas, y SENCILLAS (3S).

Hasta aquí la comida, pero no nos olvidemos de la actividad. Es verdad, que normalmente en las fiestas de cumpleaños l@s niñ@s no están sentados y parados, pero siempre es mejor anticipamos, para que haya menos probabilidad de que eso ocurra. Podemos preparar una gincana, podemos bailar, podemos jugar con el balón, etc. Opciones una vez más, miles. Solo hay que parar un poquito a pensar, y hacer.

Nada más por hoy, espero que os sirva de ayuda, y si pronto te toca preparar la fiesta de cumpleaños, ya no tienes excusas 😉

Garazi.