¿Cuál es mi peso ideal?

¿Cuál es mi peso ideal? ¿Cuánto debería pesar?

¿Cuántas veces has tenido un dichoso número en la cabeza, un peso concreto martirizándote…?

En esta charla analizaremos el origen de este deseo porque con frecuencia nos decimos a nosotr@s mism@s: “quiero quitarme 1-2 kg o me sobran o faltan 5 kg…”

Pero… ¿por qué 5 y no 4? ¿Por qué 2 y no 3? ¿De dónde viene la idea del peso ideal?

Abordaremos los siguientes temas en la siguiente charla del 24 de enero:

  1. Origen del concepto del peso ideal
  2. ¿Se puede usar un número para medir la salud?
  3. Cosificación u objetivización del cuerpo (femenino)
  4. ¿El peso, la forma del cuerpo y la salud, están relacionados?

1. Origen del concepto del peso ideal

En al año 1832, el matemático Quetelet matematikariak creó un índice para clasificar la populación, lo que actualmente denominamos IMC (índice de masa corporal). Se basó en hombres de raza blanca para crear esta ecuación y de ninguna manera estaba orientado a medir personas de manera individual. 

pisu ideala eta GMI loturik daude

¿Entonces, con qué objetivo comenzaron a utilizarlo para clasificar a individuos? Pues, tristemente, como siempre, con un objetivo económico

Las aseguradoras comenzaron a utilizar el peso de las personas como un factor de riesgo aislado para cobrar más o menos a sus clientes en función del peso que tuviesen, relacionando un IMC mayor con una peor salud, y, por lo tanto, un mayor riesgo y corte para ellos. 

Ante ello, el fisiólogo Ancel Keys demostró, midiendo a 7000 personas, que el peso (de manera aislada) no determinaba la salud de las personas y que se estaban equivocando.  

De ahí en adelante comenzaron a llamar IMC al índice de Quetelet y empezaron a utilizarlo como parámetro individual para evaluar la salud individual (cuando se conocía que estaba creado para evaluar a la población, no a individuos). 

2. ¿Se puede usar un número para medir la salud?

Y, es más, ¿es realista aquello que tanto ansío? ¿De dónde viene ese deseo? ¿Qué es lo que esconde esa necesidad de llegar a un peso ideal o IMC concreto?

Han pasado muchos años y…¿por qué seguimos dando importancia al IMC cuando se ha probado que no sirve como parámetro individual?

¿Por qué siguen utilizándolo si saben que no fue creado para ello? ¿Por qué dar tanta importancia a un número o al IMC sabiendo que no define nuestra salud?

zein da pisu ideala?

3. Cosificación u objetivación del cuerpo (femenino)

La delgadez ha sido considerada un valor positivo (como la gordura ha sido considerada un valor negativo, como te contábamos aquí), aun sabiendo que muchas personas que tienen un cuerpo delgado, no están saludables.

Igualmente, sabemos que personas que tienen un IMC elevado, gozan de una muy buena salud, como por ejemplo, los deportistas.

¿Por qué se ha convertido entonces esta cifra/número en algo tan importante si no tiene nada que ver con la salud ni física ni mental?

La respuesta es bastante compleja, pero que cada un@ saque sus propias conclusiones:

    • Recibimos mensajes que nos incitan a la delgadez continuamente, relacionando los cuerpos delgados con profesionalidad, esfuerzo, seriedad...

    • Nos proponen dietas continuamente no bajo el lema “para estar más saludable”, sino “baja X kg en X tiempo…”

    • Han creado calculadoras para contar kcalorías bajo el mensaje “cuanto menos comas, mejor”. Cuánto más pequeñ@, mejor. Pero… ¿cómo se cuántas kcalorías aprovecho de esas que ingiero?

    • Han creado productos rosas y morados con menos kcalorías (creados para tod@, pero… morados y rosas). “Cómete este producto, que aunque no es nutritivo, tiene pocas kcalorías…” Pero, qué es mejor: ¿el producto procesado creado con menos kcalorías o el producto o alimento original?

    • Hoy en día, todavía, el cuerpo de la mujer sigue siempre estando en el foco de todas las miradas, sin dar importancia a la valía de esa mujer por características que nada tengan que ver con el aspecto físico. Qué ropa lleva, qué se podría poner si tuviese tal peso u otro, dando soluciones para conseguir la figura estándar, como si su cuerpo fuese defectuoso o estuviese mal: haciendo esta dieta conseguirás este cuerpo (detrás de ese cuerpo hay una persona con sus peculiaridades). Y si no es una dieta, son unas cremas o una operación o un tinte de pelo…

dieta egitea behin eta berriz nire pisua ideala lortzeko

El famoso “querer es poder“, no es posible desde la realidad de muchísimas personas. Hay muchísimas realidades distintas: familiares, sociales, económicas…  Errealitate

Si llegas a casa y no tienes que hacer nada más, si te sirven la cena cuando llegas porque alguien te cocina, o si tienes tiempo para entrenar a diario o un entrenador personal para ti… no vives en mi misma realidad. Hay múltiples realidades y cada persona tiene que ajustar sus expectativas y objetivos a su realidad.

4. ¿El peso, la forma del cuerpo y la salud, están relacionados?

Muchas veces, detrás de aquellos cuerpos normativos que vemos en los medios de comunicación no hay salud, ni física ni mental.

¿Cuántas veces hemos escuchado testimonios de modelos con conductas de riesgo relacionadas con el cuerpo y la comida, mostrando que su estado está muy lejos de ser saludable?

Detrás de estos cuerpos hay personas que sufren y que no tienen salud ni física ni mental.

La belleza estándar determina un peso para cada cuerpo o persona (que evoluciona históricamente), como si lo calificase con una nota: “Tú estás genial y tú puedes estar muy bien dentro de este rango de IMC”.

Nos objetivizan y nos cosifican:

    • Tu valor como persona y tu salud física y mental no están determinadas por un aspecto físico ni una forma corporal. Y, si es así es por la estigmatización que vivimos.

    • Si tu salud se determina mediante un número o una forma corporal concreta, lo que está adquiriendo valor no eres tú, no es tu forma de ser ni tus valores como persona, sino tu aspecto físico.

    • Nos vemos reflejad@s en las demás personas (como cuando nos vemos reflejad@s en el espejo) y la percepción que tengan las demás personas de mí será la que determine si me gusto más o menos.

    • Los medios de comunicación dan importancia al aspecto físico de las personas al referirse a ellas. Sobre todo en el caso de las mujeres: qué lleva puesto, si le queda bien o mal, cómo se ha peinado... No por su trayectoria profesional ni sus cualidades personales.

Un número no determina nada y una forma corporal concreta no se relaciona con un número determinado. Los números, el peso, los kg… no son reflejo de tu salud. Y, sobre todo, que bajando de peso, quitándote esos kilos… tampoco se consigue un cuerpo determinado. Y mucho menos la salud.

Como puedes ver, en esta sesión seguiremos trabajando aspectos que hemos mencionado en las anteriores charlas. Y, es que todo está relacionado. Y, como no, seguiremos abordando estos temas y otros relacionados en las charlas posteriores, porque:

¿CÓMO CUIDARÁS DE TU CUERPO SI NO TE GUSTA?

Hablando de la charla en Antxeta Irratia: