Alergia al huevo en niñ@s

Por Garazi Lizarraga (@garazilizarraga.nutri). Nutricionista infantil y de familias en @elikaeskola.

Hoy vengo a hablaros  sobre la alergia al huevo en niñ@s. Pero antes vamos hacer una pequeña introducción sobre las alergias alimentarias. 

Foto: Canva

Para ello empezaremos diferenciando la intolerancia alimentaria, de las alergias.

Intolerancia:

En una intolerancia el organismo no puede asimilar correctamente un alimento o uno de sus componentes. NO interviene el sistema inmune. Los ejemplos más habituales son la intolerancia a la lactosa o a la fructosa. Los síntomas más habituales se dan a nivel digestivo y la tolerancia de cada persona es diferente.  

Alergia:

En la alergia el organismo ataca (por decirlo de alguna manera) a un componente del alimento (normalmente una proteína), por lo tanto, en este caso sí que interviene el sistema inmunológico.

Puede ser mediada por anticuerpos IgE (la más habitual): Es la que puede provocar las reacciones inmediatas más graves: generalmente en menos de 1 o 2 horas. 

Puede ser también,  no mediada por IgE: La cantidad de alimento que provoca los síntomas suele ser mayor, y tardan más en aparecer (desde dos horas tras la ingestión, y hasta días después). Lo que dificulta su diagnóstico. 

Los síntomas menos graves y más frecuentes son:

  • Piel: urticaria, enrojecimiento de la piel, hinchazón de labios y párpados, dermatitis.
  • Digestivos: vómitos, dolor cólico, diarrea, picor de boca y garganta.
  • Aparato respiratorio: rinitis, asma.

Los síntomas más graves: 

  • Reacción anafiláctica, que afecta a varios órganos y sistemas. 
  • La manifestación más grave es el shock anafiláctico que puede resultar mortal.
Foto: Canva

Tratamiento:

El tratamiento de las alergias consiste en la eliminación completa de la alimentación del agente causante.

Dentro de las alergias, la alergia al huevo es una de las más comunes entre los niños, ya que es uno de los alimentos que más consumimos aquí. Es una fuente proteica muy importante de la alimentación, se encuentra en muchos productos y además tiene un coste económico bajo. 

Puede aparecer a cualquier edad, pero normalmente ocurre en el primer año de vida, que es cuando empezamos con la alimentación complementaria. 

Hay algunos factores de riesgo que predisponen tener alergia al huevo: 

  • Antecedentes familiares o personales (es decir, que el/la niñ@ está genéticamente predispuest@) 
  • APLV (alergia a la proteína de la leche de vaca)

Los alérgenos del huevo los podemos encontrar en la yema o en la clara del huevo. Los más habituales de la clara, son la Ovoalbúmina y Ovomucoide. En el caso de la ovoalbúmina es termolábil, es decir, que con el tratamiento térmico,  disminuye o pierde su capacidad de producir reacción alérgica. 

Foto: Canva

El 97% de l@s niñ@s debutan durante los primeros dos años de vida y la mayoria son de tipo IgE mediada. 

¿Qué es eso de la sensibilización al huevo? 

Cuando decimos que alguien está sensibilizado frente a un alérgeno, quiere decir que nuestro organismo ha creado un anticuerpo frente a ese alergeno. Al realizar la prueba cutánea, el resultado será positivo pero no tendrá síntomas, por lo que en esos casos, esa persona no será alérgica. Es verdad, que si nos exponemos a menudo a este alérgeno el riesgo de acabar teniendo alergia es mayor, que en cualquier otra persona, pero no siempre ocurre.

¿Desaparece la alergia a huevo?

No siempre desaparece la alergia, pero, aproximadamente en el 50 % de los niños la alergia al huevo se resuelve espontáneamente a los 5 años y en el 75% a los 7-9 años. 

¿Cuál es el tratamiento? 

El tratamiento dietético consiste como hemos dicho, en una dieta de exclusión. Pero esto no es tan sencillo como parece, ya que, es muy frecuente que se consuma algún producto con huevo como alimento oculto. Por eso, será muy importante la educación nutricional. Y dentro de esa educación, aprender a interpretar el etiquetado nutricional, tiene especial importancia. 

Además de esto, tampoco se podrán consumir huevos de otras aves, ya que se ha demostrado una reactividad cruzada entre huevos de distintas aves. 

Los alérgicos a la ovoalbúmina, como hemos comentado podrán comer huevo muy cocinado, pero sin embargo no podrán comer huevos poco hechos, ya que no alcanzan suficiente temperatura. 

Foto: Canva

¿Hay riesgo de deficiencia de algún nutriente? 

No hay ningún alimento que sea imprescindible. Con esto lo que quiero decir, es que no va pasar nada si no comemos huevo siempre y cuando nuestra alimentación esté bien planteada y equilibrada. 

Los principales nutrientes que nos aporta el huevo son, proteína y vitaminas del grupo B, selenio,vitaminas A, D, E, yodo, ácido fólico. Podemos sustituirlos por carne, pescado, y leche. 

Y listo, hasta aquí el post de hoy. Espero que os haya servido de ayuda, y deciros que si tenéis alguna alergia en la familia en Elikaeskola podemos ayudarte. 

Garazi.